Vaya al Contenido

Cuidado con los errores de sesgo

Grietas alarmantes están empezando a penetrar profundamente en el edificio científico. Amenazan a la situación de la ciencia y su valor para la sociedad. Y no se puede culpar a los sospechosos de siempre - la financiación insuficiente, la mala conducta, la interferencia política, a un público analfabeto. Su causa es el sesgo, y la amenaza que plantean está en el corazón de la investigación.
Daniel Sarewitz | 10/5/2012
Regreso al contenido