Vaya al Contenido

El sistema LIFI en peligro, aumentarán la radiación UV para mejorar su rendimiento

Stop contaminación electromagnética
Hace unos años, entró en la palestra un sistema que llamaba la atención el LIFI, que pronosticaba un Internet saludable a través de la luz, ahora este, esta en peligro, la incorporación de aumentar la luz ultravioleta para mejorar la comunicación los hace peligrar.
Los rayos UV, es un peligro para los seres vivos en una medida desproporcionada ya que como adjunto en este articulo hay muchos estudios que indican dañis en los ojos y cáncer en la piel. Aún así siguen jugando a ser dioses y ahora aumentan más los riesgos desde aquí descartamos el uso de esta tecnología ya por si poco estudiada, os dejo aquí con el árticulo

Científicos japoneses han desarrollado tecnología para resolver problemas comunes en la comunicación óptica inalámbrica.
El Li-Fi (light fidelity) es una tecnología de comunicación óptica sin cables que usa la luz visible para transmitir información a alta velocidad que emplea tecnología LED. El término fue empleado por primera vez en 2011 por el profesor de la Universidad de Edimburgo, Harald Hass.
Este tipo de comunicación inalámbrica bidireccional es segura y confiable, y por la velocidad en la que se ejecuta -mucho más allá de las tecnologías inalámbricas tradicionales como el wifi y bluetooth- es empleada en cada vez más pruebas del IoT y la red 5G.
Para compartir información, los dispositivos de LEDs emiten pulsaciones a través de la luz para generar un mensaje que un equipo receptor puede decodificar.
El sistemas Lifi se transmite por la luz de una bombilla

Ventajas y desventajas

Ventajas
  • La velocidad de transmisión de datos es muy alta puede ir desde los 15 Mb/s hasta los 20 Gb/s
  • No existe la interferencia con elementos de radio frecuencia ya que su medio de trasmisión es la luz, por lo que se puede usar en lugares donde el wifi no llega
  • No requiere de circuitos ni antenas o receptores complejos, ya que lifi utiliza métodos de modulación parecidos a los infrarrojos
  • Al mismo tiempo que se ilumina un lugar se puede tener señal de lifi, lo que supondría un ahorro de energía
  • Puede permitir conexiones bajo el agua o en aviones, y otros lugares donde ahora no se puede tener señal
Desventajas
  • Las ondas de luz visible no traspasan objetos, como sí lo hacen las ondas de radio, por lo que si existe una interferencia se pierde la señal
  • El alcance del haz de luz de los leds no es muy amplio, pues sólo alcanza 5 ó 10 metros
  • Poco estudiado el parpadeo y efectos de la luz con información incorporada en cuerpos biológicos.
No obstante, las comunicaciones inalámbricas -ópticas visibles e infrarrojas- presentan un problema y es que pueden recibir una interferencia solar que afecte su óptimo desempeño.
De igual manera, un punto clave para que este proceso de intercambio se realice con mayor velocidad es la reducción de los dispositivos LED, ya que pueden ser modulados más rápido, pero genera un conflicto, tienen menor potencia.
Sin embargo, un grupo de investigadores japoneses desarrollaron una tecnología que combina LEDs rápidos y de larga duración. Dicha investigación fue publicada en la revista Applied Physics Letters.
Para evitar la interferencia solar y, por ende, confusión en los dispositivos, los investigadores desarrollaron LEDs que se comunican a través de luz ultravioleta profunda (UV-C; radiaciones de longitud de onda corta comprendida entre los 100 y 280 nm).
Y, de acuerdo a lo mencionado por el profesor del Instituto de Investigación Multidisciplinaria de Materiales Avanzados de la Universidad de Tohoku, Kazunobu Kojima, actualmente los LEDs de ultravioleta profunda se producen en masa debido a que se emplean para aplicaciones relacionadas con el covid-19, por lo que el costo de fabricación se disminuye, así como la practicidad en su implementación.
Durante la investigación se fabricaron LEDs de ultravioleta profundo en plantillas de zafiro, consideradas un sustrato económico, para medir la velocidad de transmisión y los resultados arrojados fue que estos dispositivos LED eran más pequeños y rápidos en la comunicación, si se compara con el LED tradicional.
El mecanismo detrás de esta tecnología funciona a través de muchos LEDs diminutos que se auto-organizan en un solo LED de ultravioleta profunda y ayuda tanto en potencia como en velocidad.
Finalmente, los investigadores planean emplear los LEDs de ultravioleta profunda en otras tecnologías para aportar soluciones a problemas en la red 5G y el Li-Fi.

La radiación UV y el ojo.
Karen Walsh revisa las patologías oculares inducidas por el UV, los desafíos de brindar la protección ocular adecuada y el papel las lentes de contacto blandas con filtro UV.
1. Parrish JA, Anderson RR, Urbach F, et al. UV-A: Biological Effects of Ultraviolet Radiation with Emphasis on Human Responses to Longwave Ultraviolet. New York, NY: Plenum Press; 1978: chap 1.
2. Ultraviolet (UV) Radiation, Broad Spectrum and UVA, UVB, and UVC. Updated May 25, 2005. Accessed December 5, 2007.
3. Sheedy J, Edlich RF. Ultraviolet eye radiation: the problem and solutions. J Long Term Eff Med Implants. 2004;14(1):67–71.
4. Fishman GA. Ocular phototoxicity: guidelines for selecting sunglasses. Surv Ophthalmol.1986:31:119–24.

Globulo ocular, siempre expuesto al daños por rayos UV

DAÑO CELULAR
¿Cómo daña la energía UV radiante a las células y a los tejidos?
Daños del UV
La energía radiante UV se absorbe fácilmente por los ácidos nucleicos, proteínas, lípidos y otras moléculas dentro de las células.1 La mayor parte de esta energía se disipa, pero el resto puede alterar estructuralmente las moléculas. A su vez, una molécula dañada puede reaccionar con otras moléculas dentro de la célula.2 Algunas consecuencias celulares específicas de la exposición al UV que han sido documentadas incluyen mutaciones puntuales del ADN3–4, desnaturalización de las proteínas y la muerte celular.3,6,7
1. Molho-Pessach V, Lotem M. Ultraviolet radiation and cutaneous carcinogenesis. Curr Probl Dermatol. 2007;35:14–27.
2. Taylor HR. Ultraviolet radiation and the eye: an epidemiologic study. Tr Am Ophth Soc. 1989;87:802–53.
3. Rünger TM. How different wavelengths of the ultraviolet spectrum contribute to skin carcinogenesis: the role of cellular damage responses. J Invest Dermatol. 2007;127(9):2236-44.
4. Allan J. Ultraviolet radiation: how it affects life on earth. Published September 6, 2001. Accessed December 5, 2007.
5. Mutations: what they are, their causes and effects – an overview. Updated November 27, 2007. Accessed December 6, 2007.
6. Berneburg M, Gattermann N, Stege H, Grewe M, Vogelsang K, Ruzika T, et al. J. Chronically ultraviolet-exposed human skin shows a higher mutation frequency of mitochondrial DNA as compared to unexposed skin and the hematopoietic system. Photochem Photobiol. 1997;66(2):271-5.
7. Apoptosis. Published November 30, 2007.Accessed December 6, 2007.

La exposición al UV se ha identificado como un factor de riesgo o causa en la patogénesis de un gran número de afecciones oculares.1-4 Entre estas afecciones oculares se incluyen pinguécula, pterigión, queratoconjuntivitis por UV, cataratas, degeneración macular, carcinoma de células escamosas, melanoma ocular y queratopatía climática. Lea más acerca de algunas de las enfermedades oculares más comunes relacionadas con el UV:

Pinguécula

  • La pinguécula5,6 es una lesión benigna, elevada y amarillenta que comúnmente se localiza en el limbo nasal.
  • La pinguécula se desarrolla durante varios años
  • Esta lesión se produce como resultado de la degeneración del estroma conjuntival
  • Es más común en áreas o actividades que favorecen una alta exposición a la radiación UV. También está influenciada por elementos ambientales (viento, polvo)
  • Los síntomas incluyen sequedad y molestias
  • Los primeros signos pueden aparecer en niños de tan sólo nueve años de edad.7
Pterigion
La exposición al UV parece ser el factor más importante en el desarrollo del pterigión.8-11 Se observa una mayor incidencia en las personas que viven cerca del ecuador, y se puede manifestar a partir de los 20-30 años en personas muy expuestas a esta radiación (por ejemplo: surfistas, marineros, pescadores). Se relaciona con la exposición UV en la juventud y con el clima seco y ventoso. 12 La visión puede verse afectada.
Patogénesis de pterigion
  • El estroma conjuntival degenera y se sustituye por fibras gruesas. El estroma de la córnea también puede verse afectado. En el caso que se muestra aquí, parece que el pterigion está empezando a invadir la córnea del ojo izquierdo.
  • El pterigion es típicamente una porción elevada y en forma de ala de tejido fibroso, fibrovascular o vascular. Se localiza comúnmente en la zona nasal.
  • Los usuarios suelen ser asintomáticos, pero suelen acudir a revisión porque están preocupados por la apariencia.
  • El pterigion es difícil de tratar, y la cirugía no siempre es exitosa.
Fotoqueratitis

Una sobreexposición intensa al sol puede resultar en una fotoqueratitis (queratoconjuntivitis por UV).13
La queratoconjutivitis por UV progresa de la siguiente forma:
  • La capa epitelial se irrita y se afloja. La subsiguiente respuesta inflamatoria tiene como resultado edema, congestión y punteado de la córnea.
  • Las células epiteliales pueden morir y la agudeza visual puede verse comprometida. Las fibras nerviosas quedan libres, por lo que el dolor relacionado puede ser significativo.
La conjuntiva también se ve afectada. El daño tiene como resultado la sensación de "arenilla en el ojo".
Cataratas corticales

Las cataratas2,14,15 son la principal causa de ceguera en el mundo. En muchas sociedades, la extracción de cataratas es uno de los procedimientos quirúrgicos que se realiza con mayor frecuencia. Se inicia a los 40-50 años y los síntomas incluyen visión borrosa, halos y deslumbramientos en la conducción nocturna.
El ojo es vulnerable a los rayos ultravioleta artificiales
El desarrollo de las cataratas es muy complejo
  • La edad y la herencia son los factores de riesgo más importantes para el desarrollo de todos los tipos de cataratas.
  • La exposición a los rayos UV se considera un factor de riesgo importante para el desarrollo de las cataratas y se ha ligado a la aparición temprana de cataratas corticales.14 Aunque la correlación entre la catarata cortical y el UV ha sido bien establecido experimentalmente, la función exacta de la exposición UV en el desarrollo natural de la afección aún no se entiende bien.
  • Otros factores de riesgo incluyen el tabaquismo, la dieta, los medicamentos y la salud general.
Formas en las que la exposición al UV puede afectar al cristalino e inducir potencialmente cataratas: algunos mecanismos postulados
  • Cambios en los aminoácidos fotosensibles en las proteínas del cristalino.
  • La unión covalente de compuestos de filtro UV a las proteínas del cristalino.
  • Formación de oxidantes reactivos tóxicos.
  • Daño directo del ADN en el epitelio corneal.
Degeneración macular
  • En los países en desarrollo, la degeneración macular16–19 relacionada con la edad es una de las principales causas de pérdida irreversible de la visión central.
  • La degeneración macular asociada con la edad es una enfermedad multifactorial.
  • El desarrollo de la degeneración macular asociada con la edad puede estar asociada con la exposición a la radiación UV.20
  • Un nivel más alto en la densidad de pigmento macular parece tener un efecto protector contra la degeneración macular asociada con la edad.
  • Los niños pequeños están en mayor riesgo de exposición ocular al UV cuando el cristalino tiene poca capacidad para bloquear la luz UV.21
1, Coroneo M. Sun, eye, the ophthalmohelioses and the lentes de contacto. Eye Health Advisor, a magazine of Johnson & Johnson Vision Care, January 2006.
2. Young RW. The family of sunlight-related eye diseases. Optom Vis Sci. 1994;71(2):125–44.
3. Taylor HR, West S, Munoz B, Rosenthal FS, Bressler SB, Bressler NM. The long-term effects of visible light on the eye. Arch Ophthalmol. 1992;110(1):99–104.
4. Wittenberg S. Solar radiation and the eye: a review of knowledge relevant to eye care. Am J Optom Physiol Opt. 1986;63(8):676–89.
5. Perkins ES. The association between pinguecula, sunlight and cataract. Ophthalmic Res. 1985;17(6):325–30.
6. Lica L. Pinguecula and pterygium. Gale Encyclopedia of Medicine website, accessed via BNET Research Center Web site. Published 1999. Accessed December 7, 2007.
7. Ooi J-L et al. Ultraviolet fluorescence photography to detect early sun damage in the eyes of school-aged children. Amer J Ophthalmol 2006; 14(2): 294-298.
8. Saw SM, Tan D. Pterygium: prevalence, demography and risk factors. Ophthalmic Epidemiol. 1999;6(3):219–28.
9. Ang LP, Chua JL, Tan DT. Current concepts and techniques in pterygium treatment. Curr Opin Ophthalmol. 2007;18(4):308–13.
10. Mackenzie FD, Hirst LW, Battistutta D, Green A. Risk analysis in the development of pterygia. Ophthalmology. 1992;99(7):1056–61.
11. Nolan TM, DiGirolamo N, Sachdev NH, Hampartzoumian T, Coroneo MT, Wakefield D. The role of ultraviolet irradiation and heparin-binding epidermal growth factor-like growth factor in the pathogenesis of pterygium. Am J Pathol. 2003;162:567–74.
12. McCarty et al. Epidemiology of pterygium in Victoria, Australia. Brit J Ophthalmol 2000; 84(3): 289-292.
13. Bergmanson JP. Corneal damage in photokeratitis—why is it so painful? Optom Vis Sci. 1990;67(6):407–13.
14. McCarty CA, Nanjan MB, Taylor HR. Attributable risk estimates for cataract to prioritise medical and public health action. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2000;41(12):3720-5.
15. Ellwein LB, Urato CJ. Use of eye care and associated charges among the Medicare population. Arch Ophthalmol. 2002;120(6):804-11.
16. Bialek-Szymanska A, Misiuk-Hojlo M, Witkowska D. Risk factor evaluation in age-related macular degeneration. Klin Oczna. 2007;109(4–6):127–30.
17. Loeffler KU, Sastry SM, McLean IW. Is age-related macular degeneration associated with pinguecula or scleral plaque formation? Curr Eye Res. 2001;23(1):33–7.
18. Cruickshanks KJ, Klein R, Klein BE, Nondahl DM. Sunlight and the 5-year incidence of early age-related maculopathy: the Beaver Dam Eye Study. Arch Ophthalmol. 2001;119(2):246–50.
19. Taylor HR, Munoz B, West S, Bressler NM, Bressler NM, Bressler SB, Rosenthal FS. Visible light and risk of age-related macular degeneration. Trans Am Ophthalmol Soc. 1990;88:163–73; discussion 173–8.
20. Chalam KV, Khetpal V, Rusovici R et al. A review: role of ultraviolet radiation in age-related macular degeneration. Eye & contact lenses2011; 37(4): 225-232.
21. Wagner R S. Why children must wear sunglasses. Contemp Pediatr, 1995, 12: 27-31.

Fuente:
         




Regreso al contenido