Vaya al Contenido

Confirman el peligro de vivir cerca de una antena base de telefonía móvil

Este informe se suma a los otros estudios que documentan un mayor riesgo de efectos biológicos y de salud, incluyendo el cáncer, para las personas que viven a menos de 500 metros de las estaciones base de telefonía móvil.

Las autoridades sanitarias ignoran estos estudios y tienen que proporcionar protección a las poblaciones que están en mayor riesgo.También el tiempo de no colocar antenas en o cerca de las escuelas, los hospitales, en las zonas residenciales, sin la adecuada selección de los ocupantes, sobre todo las de la planta superior de estos edificios y los que viven cerca.

Asociacion de padres y maestros de Malasia quiere estudio sobre las antenas de telefonía en las escuelas

Desde Malasia nos llega la preocupación sobre las torres de telefonía móvil cerca de las escuelas, yo que llevo midiendo y estudiando el fenomeno, me encuentro en muchos casos que están demasiado cerca, y hay riesgo para los niños, en algunas salir al patio o al recreo es un riesgo que mucha gente no acaba de entender, pero que existe guarderias que tendrían que estar cerradas y colegios con antenas incluso en las terrazas de la propia escuela, horroroso, y es que la normativa es muy permisiva solo habla de la distancia que se pueden poner, por desgracia es a partir de 5 metros, si como lo leen, y es que una antena de telefonia no es una antena de televisión, aquí miramos hacía otro lado y en otros paises la lucha se intensifica,
¿Habes mrado la escuela de vuestros hijos si tiene antenas cerca o e incluso dentro?

Cuidado con los errores de sesgo

Grietas alarmantes están empezando a penetrar profundamente en el edificio científico. Amenazan a la situación de la ciencia y su valor para la sociedad. Y no se puede culpar a los sospechosos de siempre - la financiación insuficiente, la mala conducta, la interferencia política, a un público analfabeto. Su causa es el sesgo, y la amenaza que plantean está en el corazón de la investigación.
Daniel Sarewitz | 10/5/2012
Regreso al contenido